FANDOM


Olgram
http://img841.imageshack.us/img841/6311/drfatefinalcopiarcopiar.jpg
Alias El ilusionista
Edad ??
Sexo ?? Masculino (aunque sin certeza real)
Altura ?? (aparenta medir 1,75)
Peso ?? (aparenta pesar unos 70kg)
Pelo ??
Ojos ??
Habilidades y capacidades Hechicero experto en la creación de ilusiones. Posee una alta posición en la misteriosa jerarquía del Imperio Evanescente
Ocupación Lugarteniente Imperial
Familia Desconocida
Conexiones Dakk Thorn; Tania de Maeress; Bëren; Kalunga; Korbeinn; Randahr; Lubb; Kradimusse; Kaldar
Personaje de Sword & Sorcery

El gran misterio que envuelve a este personaje hace gala de su apodo. Nada con él es completamente real o seguro. Sólo se sabe con certeza que es un hombre de confianza del Imperio Evanescente y fue el portavoz oficial del Emperador.

Características, apariciones y rumoresEditar

Olgram es un hechicero que se caracteriza por el subterfugio y la mentira. Evita los enfrentamientos directos de ser posible y es un hábil constructor de trampas. Además es conocedor de un poderoso ritual de transportación, que le permite moverse de un lugar a otro en el mundo con un cierto esfuerzo.

Viste ropas ampulosas y negras, tiene botas de cuero lustrosas y pardas y su rostro está cubierto por una máscara de bronce que representa un rostro humano, un tanto asexuado. Sobre ella suele montar ilusiones y adopta las más variadas caras para confundir a sus enemigos, especialmente cuando se acercan demasiado. Por esta razón es casi imposible dar una descripción precisa de su persona. Como arma usa un mandoble de hoja flamígera (por la forma y no por cuestiones ígneas) que se oculta bajo la apariencia de un báculo nudoso y viejo.

Inicialmente se solicitaron sus servicios para detener a un grupo de aventureros que estaba interfiriendo demasiado con los planes del Imperio (principalmente Dakk Thorn, Bëren, Kalunga, Korbeinn, Randahr, Lubb, Kradimusse y Kaldar)y secuestrar a una mujer que se había hecho con un guantelete de guerra del laboratorio del dragón blanco conocido con el nombre de Wignar (Tania de Maeress,) .

Por medio de una ingeniosa serie de pistas falsas condujo a sus enemigos a una gruta marítima las cercanías de un lugar llamado La roca del Drak. Allí se encargó de secuestrar a Tania de Maeress, frente a los ojos de Dakk Thorn; Tania de Maeress, Bëren, Kalunga, Kaldar y Korbeinn.

Más adelante, realizó un meticuloso plan para acabar con los amigos de Tania, sembró una ilusión acerca de la presencia de ésta en la ciudad de Yagarn, luego los condujo hasta el círculo sagrado de los Watorikan con la esperanza que el hechicero Manatarn y la criatura Uhmana Watori los acabaran.

Cuando sus planes se vieron frustrados, tuvo otro encuentro con los supervivientes de la criatura espiritual en unas minas en el corazón de la cordillera de Totemak. Allí el ilusionista les propuso a Dakk Thorn y a Kalunga un puesto en el Imperio. La propuesta fue rechazada enérgicamente por los héroes.

Tiempo después se supo que Olgram mantenía tratos con Tolomus, el decano de la Universidad y que había facilitado muestras de un mineral llamado Uibarh para la elaboración de armaduras de combate similares a las usadas por los dragones.

El último avistaje de este singular personaje fue durante el parto de Tania, en la nave nodriza de los dragones blancos: Kallikan. En esa ocasión asistió a Korbeinn al tratar de detener a Gaspary quien se había hecho de una armadura de dragón y se disponía a usarla contra ellos.

Cuando Bëren regresó finalmente a su ciudad natal, averiguó que Olgram había sido educado en Kyria, por lo tanto comenzó a abrigar sospechas sobre su identidad, piensa que podría tratarse de Sammath Peior Urmed, uno de los cinco Acólitos de Kyria (los magos más prestigiosos y poderosos, quienes velan por la seguridad de la ciudad, ocultándola a cualquier extraño), que fue expulsado al tratar de hacerse de la energía de un artefacto sagrado: la piedra piramidal de Kirí’ Iah, y cuyo destino final fue incierto.

Por otro lado, una duda aún más perturbadora asaltó a Bëren cuando pasó por su mente la idea de que el mismísimo Olgram podría ser su hermana perdida Lulavy. La duda no se ha develado todavía.