FANDOM


Orígenes y rasgos generalesEditar

Los escribas e historiadores no se ponen de acuerdo a la hora de explicar el surgimiento de este pueblo. Las versiones más aceptadas sostienen que se trata de la conjunción de varios clanes nómades provenientes de las estepas del centro del mundo. Su razón de ser es el combate, el poder y la fuerza. Durante generaciones enteras han deambulado por todo el mundo convirtiéndose en una curiosa mezcla de familia-ejército de magnitud considerable.

Los viajeros ocasionales que se los han topado por los caminos los describen como una caravana compuesta de hombres, mujeres y niños de magnifica constitución física. Marchan de a pie y sólo usan caballos para tirar de grandes carromatos que se asemejan a cabañas montadas sobre ruedas. Es común encontrarlos en permanente movimiento, rara vez pasan más de una luna en un lugar. Comerciar con ellos es bastante complicado, rara vez tienen cosas para intercambiar: viven con lo mínimo indispensable y permanentemente tienen miembros de la tribu que se dedican a cazar y recolectar alimentos a medida que se desplazan.

Sus artesanías y confecciones son pocas y de gran practicidad. Desdeñan la mayoría de los adornos y joyas. Los describen como “peso inútil” o “limitador de movimientos” Algunas anécdotas señalan que sus armas las obtienen de todos aquellos salteadores del camino que intentan atacarlos. A los ladrones o agresores suelen matarlos con las manos desnudas y despojarlos de los pocos bienes que pudieran tener. La falta de apego hacia el armamento se debe a uno de sus principios: “sólo un tonto deposita su vida en un arma”.

Características personales y costumbresEditar

Rara vez se muestran muy corteses, su trato es seco y rígido, no gustan de la labia o de los argumentos complicados. No son grandes conversadores (aunque saben muchos idiomas) y pueden pasarse días enteros comunicándose con algunos gestos o miradas. Esto tiene una razón: “El silencio templa el espíritu del guerrero, permite pensar con claridad y llegar a buen término”. Las demostraciones afectivas son nimias: un apretón de antebrazos, algún abrazo o ciertas reverencias con la cabeza son lo más habitual. Otra cosa que es fundamental para ellos: la mirada al otro siempre es a los ojos, “en ellos está el secreto del contrincante”. “Perder de vista el blanco es perder de vista la vida” suelen decir los instructores de los jóvenes guerreros. Esta costumbre les ha traído algunos inconvenientes frente a ciertos reyes que consideran una falta de respeto el no apartar la mirada.

Hay varios principios morales vitales para los miembros de esta tribu:

  • la honestidad (“sólo los golpes directos son efectivos y letales”),
  • la lealtad (un hoplitano se debe a su pueblo, sin lealtad no hay pueblo y sin pueblo la muerte esta más cerca),
  • el coraje (aquí hay versiones discutidas, el coraje se asocia al valor de enfrentar retos que superan con creces las chances de victoria, pero también se relaciona con el coraje de admitir las propias limitaciones y por lo tanto asumir el compromiso de huir temporalmente hasta estar preparado para superar el escollo),
  • el compañerismo (“Como no tienes ojos en la nuca: en combate siempre necesitarás a alguien que te cubra la espalda”),
  • la practicidad (“si pretendes matar una mosca con el filo de tu cuchillo eres un idiota, si lo logras una vez eres doblemente idiota, si lo logras siempre eres triplemente idiota”).

El pueblo hoplitano tiene una población regular y metódicamente organizada: nunca han sido menos de cincuenta y nunca más de cien. Esos números son los que permiten que se desplacen por el mundo con relativa rapidez, que todos puedan alimentarse y que mantengan un nivel de rendimiento excepcionalmente alto. Cualquier persona del mundo que demuestre ser apto puede convertirse en un hoplitano. Casi nadie que no haya nacido en el seno de esta sociedad quiere convertirse en uno de ellos, pero suele haber excepciones. Las pruebas para el ingresante dependen de las circunstancias en las que se encuentren en el momento de la solicitud.

Las relaciones familiares en esta comunidad no existen del mismo modo que en otros lugares: no existe la noción de núcleo familiar constituido por un padre, una madre o hermanos. El líder del pueblo es “el padre” (o la madre, puesto que las mujeres también pueden ocupar su cargo) de todos. Los habitantes del pueblo son sus hijos, pero no hermanos. Cada uno es una individualidad que contribuye a la comunidad. Las relaciones fraternales casi no existen, es decir, las madres amamantan a sus hijos hasta un periodo razonable y luego son puestos en manos de los “instructores”. Con ellos los niños comienzan su entrenamiento a los tres años de edad y seguirán así hasta los veinte, momento en el que deberán asumir su adultez participar activamente en las cuestiones del desarrollo del pueblo. Un grupo se convertirá en "instructores" mientras que otros serán exploradores. Muchos jóvenes a esta edad prefieren marchar por su propia cuenta por el mundo adoptando el compromiso de regresar con nuevas formas de combate o tácticas guerreras.

Las relaciones intersexuales también son rígidas: los instructores, a través de los años, han descubierto que entrenar a hombres y mujeres juntos no es eficiente. Los hombres son mucho más fuertes y las mujeres más resistentes. Las estaturas también complican las cosas. Por otra parte, la convivencia entre hombres y mujeres traen inconvenientes que son improductivos para el entrenamiento, de modo que se ha resuelto que entrenen en forma separada y sólo socialicen en los ratos libres (que suelen ser más bien pocos).

Las relaciones amorosas convencionales están fuertemente desalentadas durante casi todo el año salvo en las fiestas de fertilidad: momento en el que se celebran ritos de apareamiento masivo. Este es uno de los pocos períodos donde se bebe vino u otras formas de alcohol para relajar las tensiones del “combate de la pasión” (el consumo de alcohol normalmente está prohibido porque “nubla los sentidos en el combate”, sólo en las últimas etapas de entrenamiento se emborracha adrede a los jóvenes para acostumbrarlos a pelear bajo los efectos de narcóticos u otras sustancias soporíferas). Las fiestas de la fertilidad se llevan a cabo de una a cuatro veces al año dependiendo de la densidad poblacional. Si ya hay muchos en el pueblo, se instiga a reducir los encuentros y si hay demasiado pocos se aumenta la frecuencia. En ella sólo pueden participar los que ya han terminado su entrenamiento y las uniones se pueden dar en aquellos sujetos donde no hay relaciones sanguíneas (este mecanismo contra el incesto fue descubierto por la vía del “ensayo y error”: las criaturas nacidas de hermanos o primos nacían débiles, deformes o estúpidos. Ante esto se los inmolaba o simplemente se los abandonaba).

Otra fiesta importante del año es la de la renovación del líder: cada año, el padre se debe enfrentar a una terna de “hijos aspirantes” (nunca más de tres o cuatro) y demostrar que todavía tiene algo “para enseñar”. El combate, si bien no es a muerte y se hace a puño limpio, alcanza un grado de violencia excepcional. Si el jefe es derrotado debe abandonar su cargo y esperar hasta el año siguiente para reclamar su derecho a pelear por el puesto otra vez. En caso de un deceso abrupto del jefe, un concilio compuesto por los cinco guerreros más destacados regirá hasta la fecha de la fiesta en la que se disputará el patriarcado (o matriarcado, puesto que las mujeres están en igualdad de condiciones para participar en este asunto). Algunos cronistas que han convivido con este pueblo un tiempo mencionan que no es obligatorio aspirar al cargo de “padre”. Algunos de los guerreros más excepcionales de la tribu rechazan voluntariamente la posibilidad de este privilegio, especialmente porque implica un grado de responsabilidad superior y una atadura permanente al pueblo hoplitano.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.