FANDOM


Zoraz

Zoraz sentado en el trono que lo mantiene vivo.

Zoraz
, deidad venerada por el pueblo Kimu. Sus principios son la paz, la inacción y la meditación. En realidad se trata de el último sobreviviente de una expedición de viajeros cósmicos del planeta Gryb. Es un hombre de mediana edad, que suele estar con los ojos cerrados, largos cabellos blancos y una barba igual de tupida. Viste curiosas ropas blancas bastante ceñidas al cuerpo y una corona plateada con una gema pentagonal y diamantina en el centro.

Este dios descansa en un trono extravagante: se trata de una gran silla de piedra, acero y vidrio. El respaldo y el asiento se encuentran conectados a caños de bronce que atraviesan el suelo de granito. En la atmósfera se respira cierta humedad. Algunas luces intermitentes en aquel trono indican que se trata de algo activo. Una cúpula cristalina cubre totalmente al trono y a su propietario.La función de semejante maquinaria es la de mantener con vida a Zoraz desde los últimos milenios

Los Kimu, de origen terrestre, han sido el pueblo que lo ha adorado desde su llegada al planeta desde tiempos inmemoriales. Otros enemigos de su planeta también estuvieron en la Tierra (Por ejemplo,los adarquires), pero sus luchas cesaron en este nuevo mundo. Zoraz, a sabiendas de que su vida se extinguiría pronto debido a las arduas condiciones climáticas donde había aterrizado, prefirió mantenerse en un letargo regulado dentro de su nave espacial hasta que llegara otra partida de sus congéneres a rescatarlo. El rescate jamás llegó, pero él sigue abrigando la esperanza de un retorno a su casa.

Por medio de su corona neurotransmisora puede manejar telepáticamente casi todas las funciones del templo minimizando así sus fuerzas. Del mismo modo ha instruido a los pobladores del valle donde aterrizó y sin necesidad de palabras ha podido comunicarse con ellos vía las coronas transmisoras que hay en cada habitación de la nave-templo.

Los Kimu han aprendido a controlar a una serie de Golems que funcionan como guardianes del templo y que reposan en el salón de hibernación de Zoraz, protegiéndolo de cualquier intrusión, Por esta razón en las frentes de los habitantes de esta comunidad existen las marcas de los tres puntos (donde coinciden las agujas de las diademas de control). Estas criaturas son de color negro y están controladas por unos cristales receptores de señales telepáticas. Cuando no están en funcionamiento adoptan la forma de una columna negra con gemas incrustadas.